Loading...

PARA VOLVER A VER/LEER

- PROGRAMA ESPECIAL SOBRE HAITÍ CON IMÁGENES DE LA ZONA DEVASTADA...... COLUMNA DE LA IZQUIERDA

- PANORAMA DE LA SITUACIÓN DE LA TDT LOCAL EN LA COMUNITAT VALENCIANA: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/01/el-fracaso-de-la-tdt-local-en-espana-el.html


lunes, 11 de enero de 2010

El fracaso de la TDT local en España: el caso especial de la Comunitat Valenciana

(Dos digitales se han hecho eco de esta noticia: Elplural.com, que dirige Enric Sopena: http://www.elplural.com/tribuna_libre/detail.php?id=42400 y Prnoticias.com: http://www.prnoticias.com/index.php/home/360-television-digital/10051384-la-comunidad-valenciana-se-une-al-fracaso-de-la-tdt-en-espana)


La crisis económica ha rematado un proceso que nació ya malherido, el de la implantación de la Televisión Digital Terrestre local en España, en especial en la Comunitat Valenciana, donde el desarrollo ha sido nefasto. El Ministerio de Industria se cubrió de gloria cuando dividió las comunidades autónomas en demarcaciones, con 'aciertos' tales como los casos de Morella, con 4 licencias para sendas televisiones -3 privadas y 1 consorcio público- para una población del entorno de los 10.000 habitantes o el de Sagunto, cuya demarcación abarca tres comarcas -Camp de Morvedre, l'Horta Nord y Camp de Turia- que no tienen prácticamente nada en común.

En casos como el de la TDT, uno se pregunta quién narices diseñó y planificó su desarrollo por la geografía española. La respuesta viene enseguida: técnicos que se manejan a las mil maravillas sobre el papel, dibujando gráficas y haciendo previsiones de coberturas según la colocación en el mapa de repetidores..., técnicos que cobran un pastón por hacer su trabajo..., técnicos que muy probablemente no hayan pisado Morella en su puñetera vida, ni Sagunto, pero qué más da; sobre el mapa 'pintamos' un repetidor aquí, otros dos allá y un gap-filler acullá y solucionado. ¿Que para que se vea una televisión en una demarcación de Sagunto tienes que pagar a Abertis un pastón al mes? 'Eso ya no es cosa nuestra', deben pensar. Que para eso les pagan. No para pensar. Si no para que la tele se vea en la demarcación al precio que sea.

¿Y de quién fue la magistral idea de sacar a concurso cuatro licencias por demarcación, tres privadas y un consorcio público formado por los Ayuntamientos de cada zona? De los políticos. ¿Para qué? Para garantizar la pluralidad empresarial e informativa. Ja, ja, ja. Todo una pantomima porque si analizásemos una a una cada demarcación de España descubriríamos que cada gobierno autonómico, que es el encargado de conceder las licencias, ha 'premiado' a los grupos de comunicación afines. En el caso valenciano, sin ir más lejos, Mediamed (Tele 7), El Mundo, Libertad Digital e Intereconomía, todos ellos próximos al PP en mayor o menor grado, coparon en su día el 'top ten' de las empresas afortunadas con concesiones de licencias locales, amén de las dos autonómicas privadas, que fueron a parar a LAS PROVINCIAS (Vocento) y Popular TV (Grupo COPE).

Aún tendremos que dar las gracias a la crisis económica y a los que pensaron que en cada demarcación habría negocio sostenible -ja, ja, ja- para 3 licencias privadas y una pública -incluyendo la zona de Morella, donde sus cerca de 10.000 habitantes en total no garantizan ni siquiera la viabilidad de una televisión-, por el hundimiento actual de la TDT local en la Comunitat Valenciana. Pues, de lo contrario, habrían zonas donde la 'pluralidad' sólo existiría entre el centro derecha y la derecha extrema. Ejemplos: Alcoi, donde fueron concesionarios Tele 7, Canal 37 -afín al sector zaplanista del PP alicantino- e Intereconomía; Elche, con licencias para Tele 7, El Mundo y Libertad Digital; Sagunto, con presencia sobre el papel de Tele 7, Intereconomía y Libertad Digital y Torrent, con Onda Cero, Canal 8 y Libertad Digital.

El sistema de la TDT en la Comunitat Valenciana, como en otras comunidades autonómas -el Grupo Prisa ha renunciado recientemente a sus licencias en las regiones gobernadas por el PSOE-, se muere, como lo evidencia el hecho de que sólo emiten actualmente las siguientes empresas por demarcación, excluyendo el caso de Tele 7, que está sufriendo su particular 'vía crucis' empresarial:

Morella: nadie; Vinaròs: Canal 56; Castellón: Tv Cs; Sagunto: Tele 7; Valencia: Prensa Ibérica, Tv Municipal, Tele 7; Torrent: Canal 8; Alzira: Ribera Televisió; Ontinyent-Xàtiva: Tv Costera; Alcoi: Canal 37; Benidorm: Prensa y Noticias; Elda: Tv Intercomarcal; Alicante: Prensa Ibérica y Canal 37; Elche: nadie; Orihuela-Torrevieja: nadie. Y algunas de ellas lo hacen arrastrando importantes problemas financieros. Si no contamos las 13 licencias de Tele 7, no hay señal local ni de las cuatro licencias de El Mundo, que emite en algún sitio 'Aprende Inglés Tv'; ni de las 4 de Intereconomía, que rebota la señal de la programación nacional; ni las cuatro de Libertad Digital, que comenzó a realizar producción propia pero la abandonó por insostenible.

De los consorcios públicos ni hablamos, pues sólo se ha creado la televisión municipal de Valencia y porque el PP tiene mayoría absoluta y, por tanto, su creación era muy sencilla. Pero, ¿cómo se van a poner de acuerdo Ayuntamientos tan dispares como el de Sagunto, Lliria, Puçol o Burjassot, gobernados por el PP y el PSPV, respectivamente? ¿Dónde se construirán los centros de producción? Y, sobre todo, ¿para qué tenemos que pagar con los impuestos de los ciudadanos un medio de propaganda para los políticos de turno? Fracaso estrepitoso en este caso.

Por último, el mes de abril, salvo prórroga de última hora, es el del apagón definitivo del sistema analógico y, sin embargo, en la Comunitat Valenciana todavía existen varias demarcaciones en las que no se ha celebrado concurso alguno para la concesión de licencias digitales, a saber, Utiel-Requena, Gandia, Denia y Vall d'Uixó-Segorbe. Todo un misterio por resolver.

La TDT estaba llamada a revolucionar la televisión en España, con mayor calidad de imagen y servicios y un incremento de la pluralidad empresarial e informativa. El balance, hoy, es muy negativo, con una tendencia inexorable a la reducción de las licencias por cada demarcación, como ha sucedido a nivel nacional con la fusión de las grandes cadenas de televisión. En la situación actual de crisis, el negocio de la televisión es, simple y tristemente, imposible.

Para compensar tanto pesimismo, deciros que confío en que el panorama de la televisión local vivirá un cambio espectacular en dos o tres años, cuando se produzca una catarsis en el sistema tras el tsunami de la crisis económica y las administraciones y algunos empresarios aprendan la lección. Los periodistas, mientras tanto, seguirán o seguiremos engrosando las listas del paro.

10 comentarios:

EL DE LAS HABAS dijo...

Vaya esto si que es ser escueto, vamos no que seas un cueto sino que es corto el arti-culo vaya...

Anónimo dijo...

Simplemente genial.

Anónimo dijo...

Alguien lo definiria mejor? Excelente

Famulus dijo...

Crec que fas una radiografia bastant acurada de la realitat. La veritat és que els mitjans que funcionen són els que ja existien abans com Ribera Tv o aquells lligats a grups més o menys seriosos com Prensa Ibérica o o Vocento. Un altre fracàs és el de no exigir un mínim de producció concreta per a la zona (ja no dic en valencià...) que fa que els canals siguen completament aliens a l'espectador, és dir, la proximitat no s'ha aconseguit. És una llàstima que alguns projectes que havien començat no obtingueren llicència per temes polítiques. En concret parle d'INFOTV que tenia una audiència diària de 30.000 espectadors a València i que ara ha de sobreviure com a productora i TV d'IP. Però bé segur que hi ha d'altres casos que han quedat fora i ho farien millor. Segueix així!

Anónimo dijo...

A la demarcació Ontinyent-Xàtiva se li va donar una licència a Localia. Aquesta cadena, en haver tancat, pareixe que ha realquilat la freqüència a una empresa local, Comarcas del Interior, SL, o MK. Tenia entés que les freqüències no es podien rellogar, perquè el més curiòs és que, segons he llegit estos dies, l'Ajuntament d'Ontinyent ha comprat espais en aquest canal per emetre els seus informatius de la Televisió Municipal, que ha desaparegut amb l'apagó analògic, però que la gestiona una tal Salinas, empleat o ex de Libertad Digital. Un desgavell que ningú no sap com aclarir-se. Però, Pere, tu que saps d'aquestes coses, açò com és possible?

Anónimo dijo...

Hola, te leo desde Elche. Antes de las licencias en Elche había dos Televisiones locales, localia con 10 años de antiguedad y Tele Elx que fue la primera televisión local de la Comunitat y una de las primeras de Esapaña. Ambas se quedaron fuera. El Pp premió a sus amigos en Elche con un criterio alejado d ela profesionalidad y que ahora le ha pasado factura a la ciudad. Elche no tiene ninguna TDT local funcionando. La única emisora local que sigue adelante es Tele Elx(precisamente la que no tiene licencia de TDT) eso evidencia que la Generalitat tiene que rescatar las licencias y darla con criterios objetivo y está claro que a TeleElx le tiene que dar una, porque es un proyecto empresarial solido, tiene un montón de trabajadores y unas instalaciones de primera. ¿Cómo es posible que a partir de abril no les dejen emitir?. Es uan verguenza. En Elche nos vamos a quedar sin televisión local, habieno siendo una de las primeras ciudades españolas en tener una.

PERE VALENCIANO (facebook.com/pvalenciano) dijo...

Hola. Gràcies a tots pels vostres comentaris. Efectivament, 'hecha la ley, hecha la trampa'; una empresa que ha obtingut una llicència de TDT no pot cedir-la a un altra, però sí es pot vendre l'empresa, és a dir, que en la pràctica és el mateix.
Por otra parte, Elche es un caso clamoroso, pero no el único.
Y se me olvidó comentar otro incumplimiento de los concesionarios de TDT local, el que obliga a emitir un porcentaje de la población en valenciano.

Anónimo dijo...

El caso de Elche es patético, un ejemplo del gigantesco despropósito de la Generalitat en la concesión de licencias. Libertad Digital, la tv de Jiménez Losantos, ya no emite programación local, Aprende Inglés, de El Mundo, tampoco por razones obvias y Tele 7, la red autonómica vinculada al PP, ya no existe. Las dos que están emitiendo lo hacen incumpliendo manifiestamente la ley, y la tercera ha desaparecido. Quién da más? Y mientras, Localia tuvo que cerrar y Teleelx, esperemos que no sufra el mismo destino. La licencia de Tele 7 se la dieron a una empresa de un periodista-empresario próximo al PP, Sacramento Alvear, que se integró luego en la red que lideraba Ulibarri, empresario de Castilla y León muy próximo también al PP e imputado en la trama Gurtel. Para llorar.

PERE VALENCIANO (facebook.com/pvalenciano) dijo...

Amigo ilicitano. Tienes toda la razón. Pero lo que aquí estamos comentando es la punta del iceberg. Estoy recopilando mucha más información para escribir un libro...

alojamiento en gesell dijo...

aqui esta pasando algo similar con la ley de medios audiovisuales en la argentina, de prepo la quieren imponer, es clásico de este tipo de gobiernos populistas, como venezuela, ecuador, nicaragua.
con los medios quieren mover mazas