Loading...

PARA VOLVER A VER/LEER

- PROGRAMA ESPECIAL SOBRE HAITÍ CON IMÁGENES DE LA ZONA DEVASTADA...... COLUMNA DE LA IZQUIERDA

- PANORAMA DE LA SITUACIÓN DE LA TDT LOCAL EN LA COMUNITAT VALENCIANA: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/01/el-fracaso-de-la-tdt-local-en-espana-el.html


martes, 13 de diciembre de 2011

TELEVISIÓN --- La fusión entre Antena 3 y laSexta cierra el tiempo de fusiones de cadenas en España con la victoria de los grupos de derecha sobre la

Primero fue La 1 de TVE. Después llegó La 2 -o la UHF como se le conocía popularmente en sus inicio. Más tardes las televisiones autonómicas públicas. Antena 3, Telecinco y Canal +. Hace poco más de un lustro, Cuatro y laSexta. Y hace menos tiempos, gran eclosión de canales con el apagón analógico y el nacimiento de la TDT. Más de 40 canales en algunas comunidades autonómas que creíamos que supondrían mayor libertad, pluralidad, variedad y un revulsivo para el sector audiovisual y periodístico de España. Una, dos y tres. Descojónense conmigo. Ja. Ja. Ja.

Primero fue la absorción de Cuatro por parte de Telecinco, constituyendo el gigante Mediaset en España, junto a La Siete, Factoría de Ficción, Boing, Divinity y, a partir de enero, Energy, pensado para el público masculino (¿?). Un grupo de centro derecha se quedaba con la que fuera la cadena del Grupo Prisa, de centro izquierda.

Ahora se anuncia lo que vengo anticipando hace muchos meses: la absorción por parte de Planeta (Antena 3, Nova, Neox y Nitro) de las cadenas de Mediapro (laSexta, laSexta2 y laSexta3). De nuevo, la derecha mediática española (La Razón, Onda Cero) se quedan con la única tele progresista y transgresora de España, cuya licencia promovió José Luis Rodríguez Zapatero para crear un emporio mediático afín al zapaterismo frente al Grupo Prisa, siempre próximo al felipismo y la vieja guardia del PSOE.

Todo eso ha terminado. Alrededor de Telecinco y Antena 3 se constituyen los dos imperios audiovisuales del país, volviendo a los años 90 en cuanto al duopolio privado, aunque con un ramillete de canales secundarios dirigidos a públicos y targets concretos.

Y con este duopolio, ganan los accionistas, pero pierde el sector periodístico, al reducirse la competencia -y, por tanto, también el empleo y lo sueldos-, y la pluralidad. Sin embargo, comienza una etapa apasionante de lucha por la audiencia y la tarta del pastel publicitario, cada vez más escaso pese a que el Grupo RTVE ya no emite publicidad.

Pero el proceso de concentración audiovisual todavía no ha concluido. Queda por ver caer la mayoría de las televisiones públicas autonómicas, que nacieron en pleno fragor autonomista tras la transición, pero que en la mayoría de los casos se han ido desviando de sus objetivos iniciales hasta derivar hacia un mero instrumento propagandístico del gobierno autonómico de turno. Mientras la fiesta ha durado, la borrachera del ladrillo permitía el derroche y la sinvergonzonoría más vomitiva. Pero la ruina ha llegado a los gobiernos autonómicos y, muy su pesar, deberán tomar medidas que frene la hemorragia presupuestaria que arrastran estos órganos políticos.

-Este y otros artículos los puedes leer en la sección de Televisión de www.elperiodicodeaqui.com-

No hay comentarios: