Loading...

PARA VOLVER A VER/LEER

- PROGRAMA ESPECIAL SOBRE HAITÍ CON IMÁGENES DE LA ZONA DEVASTADA...... COLUMNA DE LA IZQUIERDA

- PANORAMA DE LA SITUACIÓN DE LA TDT LOCAL EN LA COMUNITAT VALENCIANA: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/01/el-fracaso-de-la-tdt-local-en-espana-el.html


viernes, 19 de junio de 2009

Revolución en el periodismo para desgracia de los periodistas


En contra de lo que piensan algunos expertos, periodistas y empresarios, el futuro del periodismo lo veo muy negro, más incluso que la sangría de despidos que se produce hoy a diario sin que parezca que haya tocado fondo. Quizás sea tan pesimista porque estoy muy afectado por las noticias que recibo de mi entorno más próximo, como LAS PROVINCIAS o mi actual empresa -ya dedicaremos un capítulo especial en el momento adecuado-. O quizás sea porque de verdad el periodismo del siglo XXI ya no necesita periodistas, sino gente dispuesta a trabajar 10 horas, o más, diarias por ni siquiera 1.000 euros al mes.

Con esas condiciones, no es de extrañar que la calidad del periodismo sea cada vez peor y ya no es excepción, sino norma, leer a diario decenas, cientos, miles, de faltas de ortografía.

El ritmo de vida actual nos conduce al consumo veloz de cuanto cae en nuestras manos y al vómito compulsivo posterior, lo cual nos hace ser más acríticos, menos cultos, más cómodos, menos exigentes y más pasivos.

La globalización, la concentración de medios en manos de muy pocos grupos y la irrupción de internet y otras nuevas tecnologías no hacen sino potenciar un periodismo basura -que comenzó en la televisión pero que ha acabado por contagiar al resto de medios- con consecuencias demoledoras para los periodistas -más paro y menos nivel- y para la sociedad -más aborregada, menos crítica-.

Confío, sin embargo, en que siempre habrá, aunque pocos, medios libres, periodistas aguerridos, valientes e inteligentes, pequeñas islas en las que desearemos estrellarnos como si fuésemos los protagonistas de 'Perdidos'.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que el futuro sea tan negro. Tal vez todo esto lleva de nuevo a la vocación por contar las cosas, fuera de presiones políticas o económicas. Hay gente que comunica muy bien sin ser "periodista", gente capaz de transmitir información - sin faltas de ortografía- que siempre estará ahí. Los periodistas son quizá parte del problema, porque se han acomodado, y los que no, han aceptado de entrada que alguien les diga lo que tienen que decir por 1000 euros. Nadie se rebota contra eso no sea que quede fuera de los medios. Un periodista no puede ser indpendiente cobrando eso. Pongo un ejemplo: la mejor fuente de información en estos momentos en irán son los propios iraníes: ellos graban imágenes y cuentan en los blogs lo que está pasando y no necesitamos un sacerdote que nos interprete la Biblia sino que cualquier persona puede sacar sus propias conclusiones, sólo hace falta un poco de formación. Comunicar, como cantar o escribir un libro es algo vocacional así que creo que los medios de comunicación pueden estar en crisis, el periodismo como una ciencia inamovible también, pero los transmisores de información estarán ahi siempre.

Pako Giménez dijo...

Estimado Pere, la revolución no es solo para los periodistas, es para el mundo en general. Montones de sectores estás siendo arrasados y serán sustituidos por otros que vengan a cubrir sus huecos. De nada sirve lamentarse, quizá tan solo por el desahogo.
La realidad es que la economía es cruel, y si no hay rentabilidad en un proyecto empresarial, este no tiene viabilidad. En periodista, es cierto, ahora compite con miles de proveedores de información más o menos capaces, pero eso es una realidad, aceptémosla, porque el demandante de información, muy elaborada o no, es soberano y decidirá que elige consumir.
Y por otro lado está el anunciante. Donde la publicidad está sufriendo un cataclismo similar, donde cada vez hay más canales y formatos y es más difícil llamar la atención del saturado consumidor.
Todo esto dibuja un panorama hostil, pero no mucho más que el de cualquier otro sector, donde lo que aparecen son nuevas oportunidades que aprovecharan los que se muevan rápidos, sean imaginativos, innoven, arriesguen y sean capaces de ofrecer lo que el consumidor demanda. No nos cabe otra que intentar buscar el nuevo queso, porque el antiguo parece que se ha acabado.
Como sabes conozco de primeras el problema de trabajo en el sector: precariedad, despidos, bajos salarios. Es doloroso, pero tengo la sensación de que nuestro sistema educativo, da demasiada importancia a las vocaciones sin pensar si realmente son necesarias tantos periodistas (por poner un ejemplo de carrera profesional que creo que es muy vocacional), cuando en otras profesiones, probablemente menos vocacionales o simplemente de más difícil titulación se siguen sufriendo aún hoy carencias y siguen generando empleo. Bien cierto es que los jóvenes que ingresen en la universidad dentro de unos pocos meses no pueden ni sospechar el panorama laboral y económico que habrá dentro de 5 años cuando acaben, y que eso complica más aún la adecuación de la oferta formativa a las necesidades reales del mercado de trabajo.
Por lo demás animarte con este interesante proyecto, que nos da a muchos una visión muy diferente a la que entre los profanos tenemos del periodismo.

Pere Valenciano dijo...

Gracias por vuestro tiempo y por el nivel de los comentarios. La profesión de periodista como la conocíamos hasta ahora va a desaparecer y el que paga los platos rotos son los periodistas, los curritos, en algunos casos ni siquiera mileuristas. Por supuesto, el periodismo como transmisión de información no está en crisis, más bien al contrario, con internet y las nuevas tecnologías. Éstas nos permiten acceder a más contenidos, muchos de ellos libres de poderes económicos, político y mediáticos. Pero éstas tienen también muchos incovenientes, de los que podemos hablar en otra ocasión. De acuerdo con que para informar y, sobre todo, para comunicar, no hace falta ser periodista, gente capaz y sin faltas de ortografía -una de mis mayores obsesiones-. Quizás me faltó decir que lo que está en crisis es el periodismo tradicional, los medios tradicionales. Y por supuesto coincido contigo, Pako, de que quien estudia hoy Periodismo o Comunicación Audiovisual lo va a tener muy crudo en el futuro. Que nadie piense que va a entrar en un medio de comunicación para jubilarse allí. No, no hacen falta tantos periodistas y, de hecho, yo recomiendo estudiar otra carrera. Contamos sólo en España miles de despidos y esto no ha hecho más que empezar. De acuerdo contigo, Pako, se abren nuevos horizontes y nuevas fórmulas en el maravilloso mundo... en el maravilloso mundo. Gracias de nuevo.