Loading...

PARA VOLVER A VER/LEER

- PROGRAMA ESPECIAL SOBRE HAITÍ CON IMÁGENES DE LA ZONA DEVASTADA...... COLUMNA DE LA IZQUIERDA

- PANORAMA DE LA SITUACIÓN DE LA TDT LOCAL EN LA COMUNITAT VALENCIANA: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/01/el-fracaso-de-la-tdt-local-en-espana-el.html


miércoles, 28 de julio de 2010

PERIODISMO VALENCIANO --- Adiós, Tele 7 (III PARTE)


El verano del año 2007 me quedaba sin vacaciones. Dejaba el periódico donde estuve 10 años trabajando -delegado en Xàtiva, secciones de sucesos, sociedad, región, política y delegado en Sagunto-, y comenzaba mi periplo audiovisual en Tele 7 Calderona -Comercial Alyma S. L.-.

Después de publicar el mayor especial que una delegación comarcal había nunca hecho a nivel autonómico, de 64 páginas, vino a hablar conmigo Andrés Selma, a quien conocía a través de Noelia Blasco, quien fue durante un tiempo corresponsal del Alto Palancia para LAS PROVINCIAS. Las condiciones económicas eran similares, pero un cambio de aires y el reto de pasar a dirigir un medio, como la televisión, que desconocía, me hicieron aceptar sin dudarlo. Y, pese a lo sucedido ahora, con mi salida de manera abrupta, si pudiera dar marcha atrás en el tiempo, volvería a elegir el mismo camino, pues a la tele llegué sabiendo lo aprendido en la facultad y me fui con una experiencia increíble gracias a mis compañeros.

A la avenida 9 de Octubre, número 45, llegué el 6 de agosto y me encontré con un panorama desolador: una televisión con 4 empleados, dos de ellos técnicos, el administrador único y ex director y una administrativa con poco que administrar. Estaba prácticamente todo por hacer. Había que estructurar una programación local dentro de la autonómica y hacerlo sin medios, sin personal y con unas instalaciones increíblemente deficientes.

Pero no había tiempo que perder. Mientras se construía la nueva televisión dentro de los cines de Puerto de Sagunto, proceso que tutelé junto a la jefa de obras -Rosana, va por ti- y al arquitecto del Grupo Selma, que hicieron un trabajo excelente, comenzamos a ampliar la plantilla y a organizar la nueva programación de Tele 7 Calderona con total libertad. Por tanto, algunos de los fichajes, que fueron un error, fueron responsabilidad exclusivamente mía.

Fueron incorporándose jóvenes periodistas al proyecto, que crecieron profesionalmente con el mismo, y se convirtieron en 'todoterrenos' polivalentes, una de la máxima que tuve clara desde el principio, de manera que éstos desayunaban de cámaras, comían de reporteros, cenaban de editores y, en el tiempo libre, presentaban programas. El departamento comercial, el más importante, estuvo bien representado por su directora, Serezhade Moreno, con quien formé un tándem que nos permitió ir creciendo en facturación en 2008 y 2009 comparativamente con los ejercicios anteriores y a pesar de ser, sobre todo el año pasado, los peores en cuanto a crisis publicitaria en los medios de comunicación en España. Nada más comenzar la nueva etapa resucitamos la facturación, que en los meses y años anteriores había caído de tal manera que la situación de la televisión cuando me incorporé era oficialmente de 'quiebra técnica'.

El año 2008 terminó con un incremento del 400 o 500% de la facturación con respecto al año anterior, aunque los gastos lógicamente también aumentaron de forma exponencial con el aumento de la plantilla y la inversión en los nuevos estudios, y 2009 con cerca de un 30% más que en 2008, pese a ser el año en que todos los medios españoles redujeron los ingresos por publicidad de forma considerable.

Estos datos son, a diferencia de las cuentas oficiales, incontestables. Las empresas tienen mecanismos de 'ingeniería financiera' que yo desconocía hasta que los he visto con mis propios ojos. Una televisión que pasa de un piso en una segunda planta, sin medios y sin plató en condiciones, a otra de nueva construcción, con inversión millonaria, no puede pretender tener beneficios ni el primero, ni el segundo año. Y según la inversión, probablemente, nunca. Salvo que se recurran a otros trucos financieros, como dejar caer una empresa y sus deudas para lanzar otra libre de polvo y paja.

No obstante, la rentabilidad es un concepto amplio y en un medio poderoso como la televisión, más todavía. A buen entendedor...

Por no entrar en terrenos excesivamente pantanosos, diré que la publicidad fue mi gran obsesión desde el primer día y creo que los datos obtenidos han sido extraordinarios. Y ello a pesar de que no sólo teníamos que competir con otros medios de nuestra zona, sino también con nuestra propia empresa. Tele 7 Calderona y Tele 7 Valencia lindaban geográficamente, lo que creaba injerencias por parte de la segunda en el área de la primera, ocasionando pérdidas terribles de energías y algún que otro desencuentro, como el que viví en alguna ocasión con Paco Temprano. La guerra entre socios, trasladada al plano comercial.

A estos contratiempos se une el hecho de que la televisión nunca llegó a verse en condiciones en su área. Mientras se desarrollaba la TDT, la televisión se veía regular en Sagunto y mal o nada en otras localidades del Camp de Morvedre, como las subcomarcas de La Baronia y Les Valls o Canet. Después, con la TDT la penetración en el Camp de Morvedre se redujo aún más, pero se llegaba a Valencia capital y l'Horta Nord, por donde tuvimos que abrir mercado.

Nada más llegar a la televisión impulsamos la publicidad y también la programación. Laura Montañana hizo el primero de los tres documentales sobre 'Peregrinatio, Arte en las ermitas de Sagunto', auténticas joyas para ser una televisión local. Tele 7 Calderona, en estos tres años, ha hecho más de diez documentales, algunos mejores que otros, es cierto, pero han sido una apuesta por un modelo de televisión local de calidad. En definitiva, han sido rentables en cuanto a ingresos, pero también, y sobre todo, en imagen.

Junto a los documentales de producción propia, la parrilla de programación se fue construyendo basándose en otros dos pilares: los informativos y un magazine diario. En el mejor momento de la televisión, cuando los trabajadores y colaboradores aún cobraban, pudimos presumir de tener la programación más completa y variada de todas las televisiones locales de la Comunitat Valenciana. Así, además de un magazine de martes a jueves, teníamos tres ediciones diarias de informativos y un resumen semanal de noticias, un programa de economía, otro dedicado al mundo de los 'bous al carrer', otro de fallas, espacios de entrevistas y debates, uno de deportes, además de programas especiales, como platós itinerantes por los municipios de nuestra demarcación o con motivo de algún acontecimiento especial en l'Horta Nord, Camp de Morvedre o Camp de Turia.

Así, creciendo en la calidad de nuestra programación y en la facturación publicitaria, llegamos al verano de 2009, cuando batimos récord en ingresos, con más del 40% con respecto a los mismos meses del año anterior gracias a una idea fantástica: realizar platós itinerantes por los municipios en fiestas, programas especiales que se emitían a nivel autonómico. Todo iba viento en popa, hasta septiembre. Con José Luis Ulibarri ya fuera de la televisión, la herencia que nos dejaba el grupo autonómico era de ruina total. Perdimos la emisión en las provincias de Alicante y Castellón y tuve que comandar un barco a la deriva en Valencia, además de Sagunto. A partir de este momento, la facturación comenzó a resentirse, aunque septiembre y octubre finalizaron con incrementos importantes con respecto al año anterior, no así noviembre y diciembre, meses en que tuvimos que improvisar un plató en los bajos de un antiguo restaurante cedidos amablemente por un empresario hostelero valenciano, para iniciar una programación en Valencia.

Y hasta aquí la tercera parte, que se completará con los agónicos meses finales hasta mi salida el 2 de julio de este año.


Noticias relacionadas:
Parte I: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/07/television-adios-tele-7-i-parte.html
Parte II: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/07/television-adios-tele-7-ii.html

No hay comentarios: