Loading...

PARA VOLVER A VER/LEER

- PROGRAMA ESPECIAL SOBRE HAITÍ CON IMÁGENES DE LA ZONA DEVASTADA...... COLUMNA DE LA IZQUIERDA

- PANORAMA DE LA SITUACIÓN DE LA TDT LOCAL EN LA COMUNITAT VALENCIANA: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/01/el-fracaso-de-la-tdt-local-en-espana-el.html


domingo, 15 de agosto de 2010

PERIODISMO VALENCIANO --- Adiós, Tele 7 (y V PARTE)


Tele 7 pudo presumir de gran proyecto y de profesionales enormes. No me refiero a Paco Temprano, penúltimo director, entre Lourdes Reyna y un servidor, que me hice cargo de un barco a la deriva, sino de sus empleados.

Conocí cuando era director de Tele 7 Calderona a gente tan buena como Paco Cardona, director de la tele de Gandia, y Paco Guerri, homónimo de Alcoi, a quienes les profeso un gran afecto; o Mari Carmen Jiménez, de Elx, a quien le dimos la falsa esperanza de reabrir aquella televisión con alguna que otra ayuda con nombre y apellidos de aquella comarca. Después, en los últimos meses de 2009, cuando comandé lo que quedaba de grupo autonómico, Calderona y Valencia, pude conocer mejor a gente maravillosa, como Maite Domínguez, la mejor secretaria de dirección de Valencia; Nuria Álvarez, excelente comercial y a quien le cogí cariño después de dos años de tiras y aflojas motivados por el caos organizativo de la tele; el inigualable Pepe López, con quien nunca se podrá hacer la suficiente justicia, gran técnico, mejor persona; mi querido Miguel Ángel Pastor, maestro de maestros pese a su juventud; Lorena Blázquez, eficiencia y simpatía en persona; el crack de Nacho Cebrián; la trabajadora Verónica Mira y su equipo técnico; el valencianista Toni Hernández; Paqui García en continuidad, Eduardo... Todos, los anteriores y seguro que los que no conocí por circunstancias diversas, demostraron su calidad personal y profesional más que sobresalientes. Y que me disculpen los que pueda olvidar.

Pero en Sagunto, donde he estado tres años, es donde querría detenerme más tiempo. Aquí, en esta televisión, en la que comencé un caluroso 6 de agosto de hace tres años, he conocido a los trabajadores más comprometidos, al mejor equipo.

En la avenida 9 de Octubre aterricé en un pisucho en ruinas, con una plantilla de supervivientes todoterrenos liderada por Sara Escrich y Daniel Ortega. ¡Qué paciencia tuvieron conmigo! Venía de un periódico y de televisión lo único que sabía -de la facultad apenas recordaba nada- era de audiencias. De todas las cadenas, incluídas las autonómicas, de cualquier programa. De hecho, comencé a escribir críticas de televisión en la revista 'Valencia 7 Días' que dirigía Noelia Blasco, donde estuve colaborando gratis durante dos años, hasta que echó el cierre junto a MiniDiario.

Comenzábamos prácticamente de cero y con la ayuda de Dani y Sara fui aprendiendo poco a poco, en ese plató sin insonorizar, en el que se colaban sin permiso los ruidos de motores, vecinos y teléfono. Un piso sin redacción ni ordenadores que improvisamos junto a la realización y la continuidad, un tres en uno infernal, con la administrativa en la recepción y un despacho para consejero delegado -pomposo cargo que se le dio al anterior director- y departamento comercial.

Regresando a las personas, Sara es el perfeccionismo hecho carne, una garantía para que todo salga bien. Dani, el hombre orquesta, el profesional que toda tele necesita.

Enseguida me puse manos a la obra con los fichajes, casi todos muy oportunos. Acerté con Álex Gómez y Amparo Salmerón, quienes hicieron un trabajo extraordinario, como todoterreno y flamante jefa de Informativos, respectivamente. Sin duda, el peor sabor de boca no me lo ha dejado mi salida abrupta de la televisión, sino haberlos perdido como amigos. También acerté con la mejor comercial del mundo, Serezhade Moreno, quien sí supo soportarme cuando me he puesto insoportable y ha distinguido el trabajo de la amistad. Mi Virginia García Tárrega, un poco cascarrabias, pero fundamental por su incansable aportación. Joan Vidal demostró enseguida su 'madera' de reportero, siendo la nota de color arcoiris de la tele, junto a Carles Navarro, otro hombre orquesta, quien ha crecido exponencialmente como profesional en esta televisión, al contrario que Paco Quiles, quien desde el primer día demostró un nivel difícilmente superable. Raúl Gómez, cuyo futuro como grafista supera los límites de la geografía valenciana, es un valor en alza, parafraseando al programa del más listo de todos, Miguel Ángel Martínez, quien ha tenido la habilidad de sobrevivir dos décadas. Marian Romero supo encajar y adaptarse con facilidad y realizar un trabajo destacable como presentadora y al frente de la producción. María Martínez es una estrella caída del cielo a la que se le presenta una gran ocasión. No puedo olvidarme de otra pieza imprescindible del mejor equipo que ha habido y habrá en Tele 7: Laura Montañana, inolvidables sus 'Peregrinatio', de los que me siento orgulloso. Ni tampoco de Antonio Fresno y su 'Morvedre Faller', primero, y 'Extra Faller', después. O de Raquel Rocafort, una persona muy especial.

Junto a todos estos, colaboradores currantes, buena gente, siempre al pie del cañón, en los buenos y los malos momentos -cuando no cobraban-, como Inma Rodríguez -mítica aquel 'Vaya Movidón' que preparó Álex con el barco 'Xo-xín'-, Laura Pérez, Lolita Belenguer, Carme Martínez, Rosa Sanz, Ramón Selva, Amparo Alcover, Ximo Estal, Fernando Sánchez Cerezuela y Priscila Buiturón y Gerson Pancorbo, que la tele por dar dio hasta parejas... Me estoy olvidando de muchos, disculpadme, pero todos increíbles. Palabras de cariño para Giorgino Guillot -un gran tipo- y Dani Meroño, dos pedazos de profesionales, con un Meroño que ha demostrado ser un crack en lo deportivo, pero que puede demostrar grandes cosas fuera de ese campo.

Palabras de reconocimiento y agradecimiento a becarios, maquilladoras y demás personas que de una manera u otra contribuyeron a situar a Tele 7 Calderona entre las mejores televisiones locales de la Comunitat Valenciana, en especial a Enrique, del Hotel-Restaurante El Coso de Valencia.

Del Grupo Selma encontré aliento especial de Mari Carmen Martínez, una directora de Marketing de primera, aunque también debo agradecer el apoyo de Noelia Blasco, Paco Sanz, Juanjo, Víctor, Luis, Eva, Sonia, Pilar, Vicente, Rosana,... También a Andrés Selma y su hermana, Consuelo, quienes me dieron su aliento hasta que decidieron sacrificarme. Las mentiras y el trato final están perdonados.

En los últimos tiempos, tan duros, con tantas nóminas pendientes, sufrí lo indecible por que empleados y colaboradores cobraran una deuda que cada vez se hacía más grande. Junto a una programación digna, la lucha se centraba en la facturación y el cobro de la publicidad para pagar esa deuda. Mi cerebro era empresa y mi corazón, empleado y compañero. Una dualidad que permitió, en mi opinión, mantener hasta el final un equipo unido, que ha sido recompensado con su continuidad en la televisión. Me alegro por los que os quedáis más allá de mi regusto final agridulce.

Para finalizar, reconocer que los últimos meses han sido durísimos. He recibido golpes por tierra, mar y aire. He cometido errores. Pero estoy muy orgulloso de mi trabajo y mi conciencia está muy tranquila. Sin embargo, he perdido también amigos a los que quería mucho y esto es lo único que de verdad me ha dolido.

En definitiva, a todos, sin excepción, os deseo toda la suerte del mundo.

Noticias relacionadas:
Parte I: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/07/television-adios-tele-7-i-parte.html
Parte II: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/07/television-adios-tele-7-ii.html
Parte III: http://perevalenciano.blogspot.com/2010/07/periodismo-valenciano-adios-tele-7-iii.html

No hay comentarios: